coworking-peru

El efecto coworking es algo completamente increíble ha logrado posicionarse dentro de cada aspecto de la vida cotidiana de los trabajadores, además va de la mano y con completa relación con los trabajos freelancers, las personas que trabajan de esta manera escogen desde qué lugar lo pueden hacer, el mejor momento para hacerlo y de quién se rodean, esto es algo completamente distinto a la manera convencional como se ve el trabajo. Se ha demostrado que las ventajas del coworking son muchos y que el aprendizaje es aún mayor.

El espacio como punto focal de todo trabajo es algo que muchas veces se ignora, se pone en duda la verdadera influencia que tiene este en los resultados, y realmente va directamente relacionado. Un espacio de trabajo debe generar condiciones mínimas indispensables para garantizar un rendimiento, la limpieza, la temperatura, los colores, sonidos y la iluminación son factores que influyen completamente en el rendimiento de cada trabajador, pudiendo generar desde falta de motivación, desconcentración e incomodidad. Si se buscan resultados de verdad, se debe apostar completamente en los espacios como punto de partida.

El coworking y los espacios

Se piensa erróneamente que el coworking es solamente la forma de trabajar que te permite relacionarte y entablar comunicación adecuada con otros profesionales, esta abarca hasta la forma en el que el trabajo es visto, y de manera más directa en la que los espacios son aprovechados para y por los propios profesionales. Un lugar que cuente con las condiciones adecuadas para trabajar y buscar la manera de que las cosas fluyan como mínimo debe contar con un personal capacitado en la forma y visión coworking, donde los resultados son lo principal en todo momento, y donde la comodidad vale mucho más que en cualquier otra área.

En el año 2005 aparece gracias a Brad Neuberg lo que se conoce como el primer coworking, era un espacio que contaba con características indispensables para que todo se pudiese llevar a cabo, 5 escritorios, almuerzos compartidos, wifi y un horario establecido, posteriormente fue remplazado por Hat Factory, un lugar donde el trabajo colaborativo era una realidad y donde los trabajadores independientes desarrollaban sus ideas de negocio. Se puede realizar todo lo que se propone siempre y cuando de verdad se desee crecer y se busquen las herramientas necesarias lograr alcanzar las metas que se trazan.

Los espacios de coworking sufren al igual que la sociedad entera, cambios considerablemente notorios, se avanza hacia el futuro y se apuesta por más integración, relación, comunicación y una retroalimentación constante.

El coworking, más que ser una herramienta necesaria, para el desarrollo de cualquier área o proyecto en específico es la puerta de entrada a un mundo lleno de posibilidades, donde el trabajo, visto desde el punto de vista convencional es algo que no existe y que muestra una nueva forma de hacerlo sin necesidad de tantas líneas establecidas. No esperes más tiempo, únete de una vez por todas al mundo del coworking y crece.

Leave Comment

Your email address will not be published.

Contactanos

WhatsApp chat